El papel fundamental de artistas y músicos cristianos en las misiones

Cuando todo un pueblo de indígenas bolivianos que trabajaban en ranchos vino al Señor hace varios años, algunos amigos misioneros se enfrentaron a algunas preguntas difíciles.

¿Qué hacemos con esta aldea de personas que ahora conocen al Señor como Salvador? ¿Cómo les enseñamos a estudiar la Biblia cuando la mayoría de ellos no lee? Cuando no tienen música cristiana, ¿qué les sugerimos que canten? Cuando no tienen liturgia en sus propias expresiones culturales, ¿a través de qué prácticas comunitarias expresan su reverencia, confesión, alabanza y adoración a su Dios y Padre del Señor Jesucristo?

En este caso, mis amigos misioneros hicieron lo correcto. Animaron a los creyentes indígenas bolivianos a crear sus propias expresiones musicales. Comprendieron la importancia de la comunicación culturalmente adecuada y afirmaron que sería apropiado y sabio cantar canciones compuestas por ellos mismos y llevar a cabo su adoración conjunta con expresiones familiares y sentidas.

Cuando la evangelización ocurre en su plenitud, el objetivo para los nuevos creyentes es que establezcan lo que yo llamo formación de comunidades cristianas autóctonas; expresiones culturalmente pertinentes de su fe y adoración que toquen las fibras más profundas de su corazón. Dado que la verdadera adoración es la que fluye de la expresión interior de nuestro corazón hacia Dios, para conectarse con ese lugar central en la persona o comunidad, debe moverse a través de expresiones sentidas y familiares.[1] Por lo tanto, no importa dónde el evangelio del Señor toque el corazón de una persona, de ese corazón —salvado, liberado y cambiado por el evangelio— brotarán expresiones autóctonas de canto, movimiento, rituales, liturgias y decoración.

Además, en muchas partes del mundo, a menudo debido a la falta de alfabetización, gran parte de la comunicación será necesariamente a través de la expresión artística o imaginativa. La música, el teatro, la narración de historias, la pintura, la arquitectura, la mímica, las marionetas, la artesanía, las fiestas, el movimiento, los rituales, la comida, la decoración, etc., son todas formas de expresión artística a través de las cuales y en las cuales la comunidad adorará, aprenderá, discipulará y celebrará. Y si estas expresiones (expresiones que a menudo en el mundo occidental llamamos «las artes») no son culturalmente familiares, habrá una adoración menos entusiasta, la comunicación del evangelio será menos efectiva y la comunidad de creyentes crecerá lentamente, todo porque la fe cristiana expresada parece extraña, incómoda, o simplemente no es sentida como algo propio.

De lo anterior, debería quedar claro que los comunicadores artísticos y los especialistas en expresión artística son fundamentales para desarrollar la formación de comunidades cristianas autóctonas, aunque a menudo no sean valorados. Estos especialistas en expresión artística y humana son cristianos dotados por Dios de una sabiduría inusual en el diseño y la expresión imaginativa.

Esta definición se basa en la familia de términos relacionados con la idea hebrea de artesano: una persona excepcionalmente sabia en el diseño o la expresión imaginativa. Los músicos y cantantes también entran en esta categoría más amplia. Pueden ser pastores, maestros, músicos, pintores, escritores, gerentes, trabajadores de fábricas, agricultores o amas de casa. Son simplemente cristianos con las cantidades «inusuales» de estas capacidades de imaginación que Dios les ha dado. Todo el mundo posee «imaginalidad», pero no todos tienen estas capacidades inusuales de sensibilidad estética que producen canciones, letras, poesías, historias, movimiento, expresión visual, sensibilidad ambiental, etc., culturalmente pertinentes. También poseen visión y capacidad para incorporar activamente formas y métodos artísticos apropiados en la adoración, la enseñanza, el discipulado y la evangelización.

La gente suele escuchar y entender con el corazón mucho antes de escuchar y entender con la cabeza. Y las fibras de sus corazones suelen ser tocados, no por el académico o el apologista, sino por el artista y el poeta. Esta realidad me lleva a gritar a los cuatro vientos que los músicos y artistas cristianos desempeñan un papel fundamental en la evangelización mundial. Allí donde la Gran Comisión se ha llevado a cabo realmente, las culturas penetradas suelen adorar y proclamar su fe en sus propios idiomas del corazón y estilos culturales.

Estos idiomas del corazón y estilos culturales se revelan muy a menudo a través de artistas autóctonos que son especialistas en el ministerio de las artes o en la expresión imaginativa. Ya sea en ceremonias, liturgias o desfiles en los que se emplean medios visuales, musicales, narrativos u otras dinámicas de expresión colectivas, suelen ser los especialistas de ministerios de artes los que ayudan a facilitar a la comunidad creyente sus expresiones públicas y privadas de adoración.

“Ahora bien, la adoración es la joya que falta en el evangelicalismo moderno [. . .] Es la única joya brillante que se ha perdido en la iglesia moderna, y creo que debemos buscarla hasta encontrarla», escribe A.W. Tozer.[2] Y la joya más valiosa es la adoración que tiene sentido en el contexto de la propia cultura. Requiere símbolos, metáforas y rituales que ayuden a conectar a la gente con las realidades invisibles de Dios mismo.

Este tipo de actividades de adoración exigen que llevemos las realidades de Dios y sus verdades más allá de los idiomas de la cabeza a los idiomas del corazón. Y ese ámbito es a menudo el de la expresión artística. Dios ha equipado especialmente a los artistas adoradores de la actualidad para que expresen más allá de las palabras las realidades de la persona y el reino sobrenaturales de Dios. Por lo tanto, necesitamos reclutar y poner en acción proactivamente a estos especialistas del ministerio de la adoración y las artes en el tejido de la iglesia y su misión.

El papel fundamental de artistas y músicos cristianos en las misiones

Tapices de cuentas brillantes creados por artesanos cristianos de las vastas áreas rurales de KwaZulu-Natal en el noreste de Sudáfrica para brindar una auténtica perspectiva africana de las Escrituras. / Lausanne Movement.

Cuando era un joven creyente, me di cuenta de dos cosas muy claras: una, que los líderes de la iglesia eran (y siguen siendo) lentos para confiar en especialistas artísticos; y, la segunda, que la comunidad artística rara vez aceptaba a los artistas cristianos. A partir de esa constatación, sentí que Dios me asignaba la tarea de ayudar a equipar a artistas y músicos para la causa mayor de la evangelización mundial. También me di cuenta de que había pocas estructuras ministeriales que tomaran en serio a estos iniciadores del ministerio artístico. De ahí, estas pasiones inspiradas por Dios condujeron al lanzamiento de Artists in Christian Testimony International (A.C.T. Intl),[3] una agencia misionera compuesta por músicos y artistas, y otros iniciadores de ministerios creativos de todo tipo, cada uno de los cuales está comprometido con la adoración autóctona y la formación de comunidades cristianas.

Incluso después de 50 años de esfuerzos en este ámbito, esta resistencia sigue existiendo en las mentes de líderes de iglesias, si bien muchos ministros y misioneros están más abiertos a la importancia de las estrategias artísticas y musicales en el ministerio y las misiones. Y no hay suficientes «estructuras facilitadoras del ministerio» provistas fácilmente para los pocos reclutados que entienden la naturaleza estratégica de las expresiones, métodos y estrategias artísticos. No se les ha dado suficiente espacio para experimentar en el desarrollo de contextos ministeriales para el compromiso con el evangelio, el discipulado, la plantación de iglesias y la supervisión de la adoración híbrida.

Desde el principio, A.C.T. Intl se ha comprometido a empoderar a músicos y artistas para la evangelización mundial y el ministerio integral, ayudando a la gente a adorar y proclamar a Cristo en formas culturalmente pertinentes y equipando a la iglesia para llevar una adoración pertinente a las naciones. Estas son las claves de nuestro mandato «cristiano» general de reclamar las culturas del mundo para Cristo a través de la música y las artes. Los cristianos artísticos necesitan al menos tres cosas para sostener un ministerio: visión, liderazgo y estructuras. Y A.C.T. Intl existe para proporcionar estas tres áreas. Necesitamos muchas más agencias misioneras que estén buscando intencionadamente encontrar y enviar a profesionales del ministerio artístico.

Esperábamos desde el principio que movimientos similares que movilicen a artistas hacia el ministerio pudieran surgir en otras regiones del mundo, ya que existen siervos del reino creativos en todas las culturas. En poco tiempo, el Señor nos dirigió a ubicarnos en Nashville, Tennessee, ahora conocida por el mundo como la Ciudad de la Música y el Hogar de la Música Cristiana. Poco después, vimos un enorme grupo de músicos y artistas que en su mayoría estaban esperando ese gran contrato de grabación. Pensamos en formas en las que podrían adquirir una valiosa experiencia a través del ministerio carcelario, sin paga ni fanfarria. El Ministerio Carcelario de A.C.T. Intl. fue lanzado para proporcionar un entorno de formación, “aprendiendo con la práctica”, para la evangelización. A medida que nuestro ministerio carcelario crecía, proporcionaba visión, liderazgo y oportunidades estructuradas para artistas, músicos, bailarines y actores.

También nos damos cuenta de la necesidad de una capacitación más profunda para equipar a artistas que sienten el llamado de Dios al ministerio. Esta observación ha llevado a la formación de nuestros programas de Capacitación en el Ministerio de las Artes, ahora llamados uSeminary.org y Worshipedia.org. Estos programas exploran teología bíblica, estrategias bíblicas y habilidades bíblicas para el ministerio de las artes, proporcionando un entorno de alta calidad y bajo costo en el que especialistas experimentados en el ministerio de las artes pueden cristalizar y comunicar su sabiduría. Actualmente tenemos tres portales en línea para nuestros servicios educativos: uSeminary, Worshipedia, y uSeminary Publishing.

La comunidad de artistas creativos de A.C.T. Intl ha ayudado a dar una dirección continua a los que ya están en el ministerio. Dos ejemplos tempranos fueron los músicos contemporáneos Marty McCall y Scott Wesley Brown. Ambos hermanos se unieron a mí en diferentes momentos para organizar una reunión mensual de A.C.T. Intl Christian Musicians Fellowship, centrado en el cuidado de músicos de Nashville. A medida que las fortalezas pastorales de Marty y Scott salieron a la luz, Dios los movió a ambos a asumir roles de liderazgo las iglesias locales, añadiendo el pastorado de adoración a su ministerio itinerante. Otras personas conectadas a A.C.T. Intl se dedicaron a realizar actividades musicales a corto plazo en el extranjero. Una vez que se involucraron en el ministerio fuera de los muros de las iglesias locales, fue un paso fácil pasar a las misiones a corto plazo y esfuerzos de ministerio en curso a través de métodos y estrategias artísticas.

El papel fundamental de artistas y músicos cristianos en las misiones

Los siervos del reino creativos y los especialistas en el ministerio de las artes y la adoración están sintiendo el tirón de Dios hacia el ministerio. Muchos están listos para responder al mentoreo y la orientación. Pero el pueblo de Dios necesita identificarlos, involucrarlos, desarrollar estructuras que los pongan en acción y alentarlos intencionalmente hacia una participación enérgica en la difusión de las buenas nuevas de su reino. La evangelización mundial no puede realizarse adecuadamente sin la participación de profesionales del ministerio de las artes y especialistas en expresión imaginativa.

Así que, si eres creativo, pide a Dios que te dé el enfoque y la intencionalidad para profundizar tu caminata de adoración diaria con él, y da pasos inmediatos para poner tus pasiones y habilidades artísticas a su disposición para sus propósitos. Si eres un líder- siervo de la iglesia, en cualquier capacidad, te insto a que busques personas artísticas en tu esfera de influencia. Luego, cuando las veas, cuídalas, conéctate con ellas, afírmalas y admíralas, dales recursos y visualiza las poderosas formas en que Dios quiere que lo sirvan. Ellos son los que él está equipando para expresar su gloria en la adoración, contar su gran historia de las provisiones de Jesús de perdón y acceso, y servir como sus hermosos vasos a través de los cuales su Espíritu trabajará en las vidas de muchos.

La evangelización mundial florecerá especialmente a través de la belleza de los siervos artísticos del Señor liberados para declarar la gloria de aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. Ojalá te conviertas en un promotor de la participación y el cuidado de este rico grupo de artistas creativos para el evangelio.

 

Byron Spradlin es el catalizador de Lausana para las artes y el fundador y presidente de Artists in Christian Testimony Intl.

Este artículo se publicó por primera vez en la web del Movimiento Lausana y se ha reproducido con permiso.

 

Notas

[1] Nota del editor: Ver el artículo “Comunidades cristianas para cada contexto” por Michael Moynagh en el número de septiembre 2020 del Análisis Mundial de Lausana. 

[2] ‘‘Ahora, la adoración es la joya que falta en el evangelicalismo moderno. Estamos organizados; nosotros trabajamos; tenemos nuestras agendas. Tenemos casi todo, pero hay una cosa que las iglesias, incluso las iglesias del evangelio, no tienen: esa es la capacidad de adorar. No estamos cultivando el arte de la adoración. Es la única gema brillante que la iglesia moderna ha perdido, y creo que debemos buscarla hasta que la encontremos”, escribe A.W. Tozer en Worship: The Missing Jewel (Camp Hill, Pennsylvania: Christian Publications, 1961), 9. 

[3] Artists in Christian Testimony, International (A.C.T. Intl) existe para movilizar y equipar ministerios y misioneros artísticos e innovadores para el trabajo cristiano en todo el mundo. Brindamos una estructura de ministerio eclesiástico interdenominacional sin fines de lucro que ayuda y envía misioneros y ministros artísticos para que persigan su misión o llamado ministerial único, ya que encaja en el trabajo más grande del reino de la histórica iglesia cristiana del Nuevo Testamento en todo el mundo. Actualmente hay más de 700 ministerios basados ​​en las artes atendidos por A.C.T. internacional Nuestros objetivos son: evangelizar creativamente a los pueblos no cristianos, edificar la iglesia en todo el mundo y movilizar una nueva generación de ministros y misioneros que sean especialistas en adoración y métodos creativos para comunicar la salvación a través de Cristo Jesús, ver aquí.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITALLausana
– El papel fundamental de artistas y músicos cristianos en las misiones

El papel fundamental de artistas y músicos cristianos en las misiones