Actualizado

El director dans entrega en la Mostra de Venecia la ms disparatada, divertida e indescifrable reinvencin de s mismo

Lars von Trier y la actriz Ghita Nrby.Zentropa
  • Mostra de Venecia ‘Ruido de fondo’, la abrumadora pelcula ‘antinetflix’ producida por Netflix, inaugura la Mostra
  • Previa La Mostra se rinde a Ana de Armas y Penlope Cruz

No es difcil imaginar all a principios de los 90, con la emocin y la fiebre de ‘Twin Peaks‘ an en el ambiente, a un todava joven Lars Von Trier en el despacho de productor de turno con una idea revolucionaria para una serie de televisin. A saber: un serial de mdicos en el que nadie cura a nadie, nadie se la con nadie, nadie habla jams de medicina y donde el personal sanitario parece bastante ms enfermo que cualquiera de sus pacientes. Qu poda salir mal?

Sera por lo que fuera, el caso es que el director ya de joyas como ‘El elemento del crimen’ o ‘Europa‘ (y hasta de ‘Epidemic‘, por qu no?) se sali con la suya, convenci a quien tuviera que convencer y todo, absolutamente todo, sali mal. Que es de lo que se trataba.

Entre la irreverencia, el drama sobrenatural, la comedia gruesa y el ms simple delirio, lo que surgi en la pantalla es ya una cita obligada empeada en refutar la televisin desde cada uno de sus circuitos integrados. Luego llegara la edad de oro de las series con sus dragones y sus mdicos guapos y todo sera infinitamente ms aburrido. Es decir, el invento de Lars Von Trier fue sencillamente una genialidad tan consciente de s como irrenunciable adems de un mal sueo. Imprescindible y, lo que cuenta, muy divertida.

Para saber ms

Pues bien, Lars Von Trier reapareci el martes en la Mostra (no l, sino su obra a travs de l -o al revs-) con la tercera temporada de la serie aqulla que fue cambiando de nombre de Riget a The kingdom para acabar siendo El renio a medida que se iba acercando a nosotros y nuestras retinas doloridas.

The Kingdom Exodus (as se llama ahora) es el cierre y lo es ms sarcstica, corrosiva y desprejuiciada que nunca. Volvemos al hospital ms improbable de Dinamarca y del universo para asistir a la ltima batalla entre el bien, el mal y lo slo regular. Delirante en cada una de sus impertinencias, genial hasta hacer dao. Es tele, pero, en realidad, dispara contra ella. A bocajarro.

La primera escena da una pista. Karen, el personaje sonmbulo que interpreta la actriz Bodil Jrgensen, ve en la tele el final de la ltima temporada de, precisamente, ‘The Kingdom’. Y all que aparece un joven Lars Von Trier recuperado desde el pasado y dicindose adis a s mismo. Puede esto acabar as?, se pregunta incrdula con el viejo DVD en la mano. Lo que sigue es la repuesta siempre negativa a la pregunta que acaba de hacer. De vuelta al edificio en el que un enorme organismo de hueso, sangre, estupidez y dolor, mucho dolor, se ha materializado en sus pasillos. La idea es, de nuevo, acabar con todo. Sin dejar nada en pie. Los chistes sobre Ikea se mezclan con una olmpica catarata de insensateces, todas al lmite del buen gusto, sin olvidar unos cuantos sketches muy rancios y muy daneses sobre lo tontos que puedes ser los suecos pese a su habilidad para construir puentes entre continentes.

La serie llega, recurdese, despus del anuncio del director de que padece Parkinson. Un asunto que, sin queriendo (que dira el Chavo del Ocho) acaba por ser relevante.

No es descabellado leer The Kingdom Exodus como una especie de testamento desaforado, de gran carcajada csmica contra la enfermedad y el miedo, de reinvencin de s contra s mismo. Dice el director desde la distancia que “xodo realmente significa “entrar” o “salir” segn el ngulo desde el que se observa la frontera”. Y aade que la palabra simplemente describe “a un gran nmero de personas que cruzan juntas una lnea dibujada con lpiz”. Y concluye preguntndose: “Por qu?… Porque hay un desequilibrio entre el bien y el mal! Se ha llegado al lmite, al menos en el Reino…”. Claro no queda, pero lo que contina y cierra su declaracin tampoco ayuda nada: “No puedo jurar que ser fcil y sin derramamiento de sangre abrir las siete cerraduras astrales del mundo con sangre de mdico”. Incomprensible? No lo duden. Bienvenidos a Lars Von Trier. Qu ser del ejecutivo que compr la serie? Un monumento, merece un monumento.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Lars Von Trier completa enfermo de Parkinson la triloga de 'El Reino': 'The Kingdom Exodus'